Edificios modernos de almacenamiento de metal

Los modernos edificios de almacenamiento de metal de hoy en día ya no son chozas dilapidadas en el patio trasero. Con la innovación en la construcción, su nueva estructura de almacenamiento puede ser tan sofisticada como su hogar o negocio. Almacenar herramientas, equipos o documentos. Un edificio de metal puede proteger a los automóviles, barcos o aviones de los elementos. Mantenga sus pertenencias seguras almacenándolas en su propiedad y no en una costosa unidad de autoalmacenamiento.

Los edificios de metal generalmente están hechos de acero y construidos en un marco de arco o estilo de marco rígido. El acero es una combinación de hierro y carbono. El carbono se agrega en cantidades variables para aumentar la resistencia. El acero es un material de construcción práctico porque es duradero en todo tipo de clima pero aún así es liviano. Es un material ideal para edificios de almacenamiento porque también es resistente al fuego.

Los edificios enmarcados en arco son una construcción muy simple de nervaduras de metal, entrelazadas para formar un arco, con paredes de paneles en los extremos. Son una opción rápida y económica, pero la forma de semicírculo del conjunto limita el almacenamiento. El marco rígido tiene un marco de esqueleto de acero con un techo y paredes con paneles. Esto permite más espacio, pero no es tan fácil de construir como los edificios con arcos.

El acero es una mejor alternativa a los edificios de almacenamiento de madera debido a la durabilidad. El acero está galvanizado, por lo que no se oxida ni se pudre. Es a prueba de plagas y no requiere tratamiento para termitas. El acero no se deformará, expandirá ni asentará. Incluso hay aislamiento opcional para mayor protección contra la temperatura. Puede sentirse seguro almacenando documentos importantes y artículos delicados como antigüedades en un edificio de acero. Sin mencionar el bajo mantenimiento y que no se requiere pintura, y muchos fabricantes de construcciones metálicas emiten garantías con sus construcciones, que cubren hasta 25 años o más.

Docenas de estilos, colores y tamaños hacen que elegir su edificio de acero sea fácil y divertido. Desde una construcción simple hasta detalles elaborados, personalice su edificio de metal para satisfacer sus necesidades de estilo y almacenamiento. La construcción de acero actual es tan avanzada y atractiva que no querrá llamarla cobertizo. Elija el tamaño personalizado que necesita. Los edificios pueden ser pequeños para las herramientas de jardín y la cortadora de césped, o lo suficientemente grandes para un hangar de aviones. Incluso puede funcionar para usos agrícolas e industriales.

¿Eres del tipo manitas? Hay muchos kits de construcción de acero para que elijas. Los kits facilitan terminar de construir en un fin de semana. Primero, vierta una base simple con materiales que se encuentran en su ferretería local. A continuación, atornille las piezas precortadas y levántelas para colocarlas sobre los cimientos. Hay agujeros pretaladrados para facilitar aún más el proceso. Termine colocando los costados y la puerta. Puede ahorrar dinero en costos de mano de obra y terminar su edificio en unos pocos días.

Los edificios de almacenamiento de metal son una inversión que vale la pena. Cuestan aproximadamente $ 15-30 por pie cuadrado, dependiendo de la cantidad de detalles. Las unidades de autoalmacenamiento cuestan entre $50 y $300 por mes, y también pueden cobrar un depósito y requerir seguro. Además, el acceso a una unidad de autoalmacenamiento puede estar limitado al horario comercial y es posible que no haya seguridad en las instalaciones además del candado de su unidad.

Antes de comprar su edificio de almacenamiento de metal, aprenda los códigos de construcción en su área y cumpla con las reglas de la asociación de vecinos. Muchas personas eligen un contratista general o un corredor para garantizar el conocimiento de las leyes locales. Por último, obtenga su trato y garantía por escrito.

Después de completar su nuevo edificio de metal, ¡el paso final es mudarse!